HISTORIA DE LA CLOROFILA

Hace 3600 millones de años, aparecieron sobre la Tierra las primeras formas de vida fotosintéticas, es decir con clorofila capaz de convertir la energía del sol en energía para la vida, esto ya nos da una idea de la importancia de lo verde en la naturaleza para el origen de la vida.

Los Egipcios en el 3500 a.C utilizaban el trigo en todas sus formas, incluyendo los brotes de trigo, para alimentar a toda su gente.

Los Esenios en el siglo II a.C usaban al valorado trigo germinado para hacer su pan esenio y para extraer la clorofila de los brotes.

En la India los brotes de trigo son conocidos por su valor terapéutico desde la antigüedad. Ha sido una parte de la rica herencia cultural del país y su importancia se refleja en muchos rituales. Los Hindúes ofrecen "Durva" (hierba verde) para el Dios elefante Ganesha, y cultivan los brotes de trigo durante nueve días para usarlo en el "Navratri" (Festival de Laxmi). Cada año desde tiempos antiguos celebran este festival usando el milenario brote de trigo.

En 1930, la valoración de la clorofila como potencial para la salud humana queda afirmada cuando el científico alemán Hans Fischer fue galardonado con el Premio Nobel de Química por sus trabajos sobre la composición estructural de la clorofila y de la sangre. La hemoglobina, de origen animal, es una molécula de la sangre, de color rojo característico, que transporta el oxígeno desde los órganos respiratorios hasta los tejidos. La clorofila, de origen vegetal y color verde intenso, es la energía solar sintetizada por las plantas y algas. La estructura química de la clorofila es similar a la de la hemoglobina de la sangre, el elemento central en la clorofila es un átomo de magnesio, mientras que en el grupo hemo lo es un átomo de hierro. La clorofila se destaca como sustancia antioxidante, por su potencial anticancerígeno y por su capacidad oxigenadora celular, tónica y regeneradora.

En 1931, Charles Francis Schnabel, un químico agrícola americano, descubrió que la hierba de trigo llega a su mayor pico nutricional antes de la etapa en la cual desarrolla su espiga, es decir, en su instancia de brote. Su investigación fue innovadora, por descubrir que el valor nutritivo de los pastos varía a través de diferentes etapas de la vida de la planta. En 1934 solicitó una patente para el procesamiento y la producción de brotes de trigo, como suplemento alimenticio animal y humano, con el fin de proporcionar beneficios para la salud. Queda reivindicada la clorofila por ser el ingrediente activo de esta hierba.

En 1940 en el The American Journal of Surgery, el investigador Cruskin Benjamin recomienda la clorofila por sus beneficios antisépticos, el artículo sugiere la clorofila para usos clínicos: para neutralizar feos olores, combatir infecciones por estreptococo, sanar heridas, acelerar injertos de piel, curar sinusitis crónica, inflamación y supuración del oído, reducir venas varicosas, úlceras de las piernas, impétigo, sanar las llagas del recto, tratamiento de la inflamación del cuello del útero, deshacerse de las infecciones vaginales parasitarias, reducir la fiebre tifoidea, la piorrea, fortalecer el sistema inmunológico y desintoxicar todo el organismo a nivel celular.

En este mismo año un hombre llamado Charles Kettering (anterior presidente de la junta directiva de General Motors) donó dinero para el estudio de la clorofila. La clorofila fue estudiada intensamente por doctores médicos usando los estándares requeridos por la FDA, (Administracion de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos) generando más de 40 artículos escritos en publicaciones médicas acerca de los efectos curativos de la clorofila. Estos doctores médicos encontraron que la clorofila era un gran sanador y la usaron como tal.

El famoso Dr. Bircher-Benner afirmo que "la clorofila mejora las funciones cardíacas, afecta el sistema vascular, los intestinos, el útero y los pulmones. También aumenta el intercambio de nitrógeno y por lo tanto es un tónico que, considerando sus beneficiosas propiedades, no se puede compararse con ningún otro."

Según el Dr. Bircher- Benner, el jugo de pasto de trigo, otros brotes de vegetales crudos y las verduras de hojas bien verdes son "pura energía solar concentrada". Este es el poder que reside en las plantas que les permite ser la forma más grandiosa de vida en la Tierra, y está a nuestra disposición para el uso en beneficio de nuestra salud física y mental.

El Dr. Bernard Jensen confirmó que sólo se necesita unos minutos para digerir el jugo de clorofila y que se utiliza muy poca energía corporal para este fin.

Los alimentos ricos en clorofila actúan, según el Dr. Jensen, como almacen de energía lumínica solar y operan de forma similar a la vitamina D en lo que se refiere a regular el calcio en el organismo. Muchos de los beneficios que el hombre consigue del sol pueden obtenerse de los alimentos verdes ricos en clorofila.

Fue la Dra. Ann Wigmore, de origen Lituano, radicada en Estados Unidos, quien aplicó estos conocimientos de la clorofila en un estilo de vida y alimentación particular conocido como "Life Food" (alimentación viva), que propone una alimentación a base de frutas y verduras crudas, en su estado natural, sin cocinar los alimentos. Consiguió curaciones extraordinarias y es entonces que en 1968 fundó el Hippocrates Health Institute, donde aún hoy en día, la gente se interna y aprende un nuevo estilo de vida en base al consumo de alimentos vivos.

Otto Heinrich Warburg ganador del premio Nobel de Medicina en 1931, por sus estudios sobre la relación del cáncer y el oxigeno, descubrió que el cáncer se multiplicaba en ausencia del oxigeno . Warburg demostró que todas las formas de cáncer se caracterizan por dos condiciones básicas: la acidosis y la hipoxia (falta de oxígeno). También descubrió que las células cancerosas son anaerobias (no respiran oxígeno) y no pueden sobrevivir en presencia de altos niveles de oxígeno. En cambio, sobreviven gracias a la glucosa siempre y cuando el entorno este libre de oxígeno.

La Dra. Ann Wigmore aplicó estos conocimientos sabiendo que la clorofila tiene grandes cantidades de oxígeno. La investigación de Ann Wigmore se baso especialmente en la clorofila presente en el jugo de pasto de trigo, una modalidad de consumo de clorofila que revolucionaria la cultura popular, especialmente en Norteamérica.

La alimentación "cruda" consistente en alimentos naturales, sin aditivos artificiales, y sin ser expuestos a una temperatura superior a la producida por el sol, es decir, alrededor de los 40 °C. Una expresión muy vinculada es "alimentación viva", que indica especialmente la calidad de los alimentos frescos y la vitalidad de los germinados.

En 1980, el Dr. Chiu Nan Lai del centro médico de la Universidad de Texas, reportó que los extractos de clorofila de vegetales verdes inhiben los efectos cancerígenos de 2 mutágenos, el benzopyreno y el methylcholantreno. Las pruebas de Ames demuestran que la clorofila líquida neutraliza la acción cancerígena del polvo de carbón, tabaco y otros compuestos.

El extracto de la clorofila líquida ofrece la mejor protección contra las dosis letales de rayos-X y la radioterapia. En un estudio realizado a lo largo de 20 años a 20,000 trabajadores de una compañía de teléfonos se descubrió que el ingrediente natural de las zanahorias y los vegetales verdes reduce de manera significativa el riesgo de cáncer pulmonar en fumadores de cigarrillos. Se determinó que una dieta alta en Beta-Caroteno puede invalidar los efectos negativos de 30 años de fumar. El Instituto Nacional de Cáncer reporta que 19 de 21 estudios realizados a través de los años han indicado que una dieta alta en Beta-Caroteno contribuye al menos en un 40% en la reducción del desarrollo de algunos tipos de cáncer. Inclusive la clorofila ayuda a calmar los efectos de la quimioterapia.

El wheatgrass aumenta la oxigenación de la sangre durante el ejercicio y la recuperación post-ejercicio.

La hemoglobina en la sangre transporta oxígeno a todas las células y tejidos en el cuerpo. Uno de los factores principales que determinan el correcto funcionamiento del tejido muscular y el cerebro es su capacidad para recibir oxígeno de la sangre. La fatiga muscular y los calambres se producen después del ejercicio físico intenso, en gran parte porque el tejido muscular no puede recibir el oxígeno que necesita para la producción de energía normal, por lo que recurre a vías anaeróbicas. Esto provoca el aumento de ácido láctico en los músculos.

La clorofila es igual a la hemoglobina (molecularmente hablando) genera más glóbulos rojos, produciendo una gran oxigenación en la sangre. Científicos e investigadores de la Universidad Mercyhurst llevaron a cabo un ensayo clínico para estudiar el impacto del jugo de pasto de trigo en la oxigenación de la sangre. Treinta participantes corrieron en una cinta durante 20 minutos a intensidad moderada y alta (sobre la base de la frecuencia cardíaca), mientras que los científicos medían el contenido de oxígeno en la sangre por oximetría de pulso. Todos los participantes realizaron la prueba de esfuerzo en dos ocasiones, una vez después de beber wheatgrass y otra vez después de haber bebido un "placebo." El orden de las pruebas fue aleatorio. Cuando los participantes consumieron 60 ml. de jugo de pasto de trigo, 20 minutos antes del ejercicio, tenían mayores niveles de oxígeno en la sangre. En otras palabras, el wheatgrass fue capaz de mejorar la capacidad de sangre para transportar oxígeno durante el ejercicio.

Actualmente el Dr. Gabriel Cousens es la máxima autoridad médica internacional en nutrición orgánica vegetariana y alimentación viva, Doctor en Medicina, Doctor en Homeopatía, Diplomado por la Asociación Americana de Medicina Holística y Diplomado en Ayurveda, también es Psiquiatra, Investigador Médico, Maestro Esenio, líder pacifista y ecologista.

El Dr. Cousens afirma que el magnesio está diecisiete veces más presente en el corazón que en cualquier otro órgano del cuerpo. Por eso él recomienda el consumo de clorofila, ya que la misma tiene grandes cantidades de magnesio y es esto lo que la hace tan beneficiosa para la salud entre otras cualidades.

El Dr. Gabriel Cousens utiliza el jugo de pasto de trigo como un superalimento para desintoxicar el organismo y desarrolla tratamientos naturales para enfermedades como la diabetes, fomentando un crudiveganismo saludable, desde su centro de salud natural Tree of Life, un centro de enseñanza de bienestar espiritual y de salud en Arizona, Estados Unidos.